ZAPATOS CLÁSICOS MASCULINOS

De siempre el zapato ha sido una de las prendas más importantes en el vestir del hombre, no hay peor imagen que la de un hombre bien vestido con unos zapatos o sucios, o mal cuidados, en ese momento se pierde el encanto o buena impresión que hubiera podido causar esa persona.

La unión o matrimonio entre vestimenta y calzado es tan fuerte que cualquier vestimenta, por muy bien buena o adecuada que sea, se verá arruinada por unos zapatos de mala calidad, y al revés, ni el mejor calzado del mundo soportaría una vestimenta pobre o desaliñada.

Si nuestro presupuesto para vestido y calzado es escaso, o si disponiendo de suficientes recursos, consideramos importante ir bien vestidos o elegantemente vestidos, debemos destinar una parte del mismo para esta prenda.

El buen estilo no cae del cielo, se hace y cuesta mucho sobre todo teniendo en cuenta que, por lo general, no se nos inculca el sentido del gusto desde pequeños de forma natural. Es más fácil que prendas como vaqueros, camisas y suéters baratos o ‘low cost’, pasen desapercibidos si llevamos unos buenos zapatos, que lo contrario.

¿Pero cómo saber si un zapato es bueno o si la relación calidad precio que tiene es la adecuada?, pues bien, dos son los factores claves: el precio y la marca.

Un zapato de cerquillo cosido debe estar entre los 180€ y 210€ en época normal sin rebajas.

Un zapato mocasín debe estar entre los 120€ y 180€ en época normal sin rebajas.

Hay que tener siempre en cuenta que un precio elevado no es garantía de una mejor calidad, a menos que se trate de un tipo de piel especial.

La marca es importante y definitoria, una buena marca debe llevar en el mercado más de veinte años, os doy algunos nombres por países:

  • EEUU (Allen-Edmonds, Alden, Bass, Sebago, Florsheim).
  • Reino Unido (Church´s, Tricker´s, Foster & Son, Edward Green, Crockett & Jones, Cheaney).
  • Italia (Gucci, Moschino; Versace, Moreschi, Gravati, Fratelli Rosetti, Tod´s)
  • España (Lotusse, Yanko, Edward´s, Martinelli).

Modelo Barcroft

El adorno de agujeros punzones en la puntera le permite combinar con cualquier vestimenta salvo para ocasiones muy formales en las que debas llevar un traje de rayas diplomáticas o chaqué. En color marrón o burdeos combina perfectamente con trajes tweed, blazer y americanas de sport.

Modelos Diplomat, Cromwell y Grafton

Aunque todos ellos tienen su personalidad propia, podemos aplicar comentarios similares ya que todos tienen muchos más agujeros punzones que adornan no solo la

puntera sino también las tiras de costura a lo largo del zapato. Es mucho más informal que el Barcroft y muy apropiado para chaquetas o trajes a cuadros.

Modelo Derby o Blucher

En cualquiera de sus versiones, con y sin costura al lado, y color negro, marrón caramelo, rojo, burdeos o azul oscuro, combinan a la perfección y sirven para cualquier ocasión incluso con pantalones de pana, vaqueros y por supuesto con los navy blazer. Son unos clásicos y de lo más discretos, aunque en colores cobran una vida muy atractiva y personal.

Zapatillas o Sleepers

Adecuadas para regalar a tu pareja o al suegro, en terciopelo de diferentes colores, verde botella, negro, azul marino, marrón, burdeos o rojizas, bordadas con iniciales u otros motivos. Cuidado si vives en ciudad y eres urbanita o tu suegro lo es, estas zapatillas no son lo más adecuado, salvo que seas o sea, muy pomposo, sin embargo si se vive en el campo o en una villa, genial. No se te ocurra salir con esto a la calle y no quieras parecerte a los Abascales, y menos te sientes en una terraza.

Modelo Bruford:

Zapato de cordones con costura inglesa en la puntera, clásico donde los haya, ideal para el traje de negocios, lo más habitual es en color negro, aunque también se pueden encontrar en color marrón o burdeos.

Modelo Beefroll 

Muy utilizado por Sebago, es uno de los mocasines más populares y podemos aplicar los mismos comentarios que para el Tassel.

Mocasin Tassel 

Reconocible por sus lazos y cordones alrededor del zapato, en cualquier color, o material, incluido el ante, son extremadamente fáciles de combinar, nunca quedarás mal si los incorporas a tu vestuario de negocios, y por supuesto también con vaqueros, pero no olvides que en las ocasiones realmente formales debes seguir llevando un zapato de cordones, aunque en ante marrón oscuro combinan a la perfección con trajes formales en azul marino o antracita.

Monkstrap 

El polémico zapato con hebilla, así se le conoce vulgarmente, con una o dos hebillas, en piel o ante marrón, si quieres vestir a la francesa es lo ideal, tiene tantos detractores como defensores. El color más habitual es el negro, aunque si eres de los innovadores que quiere destacar con un toque de distinción, búscalo en piel color vino de Bally, o en ante marrón de Church´s. Un consejo, este tipo de zapato no debes llevarlo nunca con pantalones que sean de bajos anchos, sino más bien estrechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>